Samaya, la herramienta que organiza el contenido de tus ventas

Después de levantar y posicionar Nuts, la agencia de desarrollo de tecnología web especializada en realidad aumentada, Victor Sangabriel ha dedicado su tiempo y esfuerzo en levantar Samaya, la app de administración digital para organizar y distribuir fácilmente el contenido de tus ventas.

“Un proyecto primero necesita estar organizado. La segunda es poder distribuirlo fácilmente. El tercer pilar es que puedas comunicarte, y la última es analizar los resultados”, cuenta Sangabriel CEO de la startup.

Esto, explica, con finalidad de tener un contenido de ventas exitoso y funcional, tanto para el mismo director general, como para los distribuidores y vendedores.

Lo principal y más relevante es la organización.

Leer: Empieza negocios con dispositivos de automatización de hogares con Blastbot

El valor de Samaya

Con el primer paso de Samaya, se logra que desde cualquier computadora se puedan subir presentaciones, videos, imágenes y documentos.

Ya con un sistema intuitivo, asegura el fácil acceso al material para los representantes.

“El contenido se sincroniza automáticamente. Yo lo que tengo como vendedor es toda la información de la empresa, me avisa cuando hay nuevo contenido. Lo que tiene es que se puede mostrar todo muy fácil”, detalla Victor.

¿Y a quién puede ayudar Samaya? Según el empresario, los más beneficiados son empresas de diferentes industrias que  funcionan como su mercado objetivo.

Pymes, en donde el dueño o el director general abarca muchos departamentos al mismo tiempo.

De la nuez al gurú

Samaya empezó con el esfuerzo de una family startup, Julio Sangabriel (CTO) y hermano de Victor y Cintia Liceaga, su esposa y customer care, quienes trabajaban en Nuts y decidieron emprender.

“No hay historia romántica de cómo nos conocimos”, comentó Victor.

“Uno de los principios básicos que queríamos es que cualquier cosa que hiciéramos tenía que cumplir dos aspectos: si yo te vendo hoy, tú me sigues pagando después. Se trata de un modelo de renta, o sea, sin empezar de cero. El segundo requisito es: un modelo que se venda sólo y así es como llegamos a Samaya”, concluyó Sangabriel.

Texto original por David de la Rosa para Klika.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *