Proceso de planeación estratégica

Un proceso de planeación estratégica es algo con lo cual estamos todos familiarizados, lo utilizamos para ir desde donde estamos, hasta donde queremos ir.

Puede ser un destino físico, como otra ciudad, o un objetivo en la vida, como hacer una maestría. Todos hacemos planes, organizamos nuestro tiempo y nuestras vidas, reunimos recursos y diseñamos un mapa de planeación estratégica.

Para una empresa, las etapas del proceso de planeación estratégica no son tan diferentes. Se desarrolla una dirección, se toman decisiones y se asignan los recursos necesarios para lograr el objetivo.

La planeación estratégica sirve como mapa, un itinerario para ayudar a que la organización descubra cómo llegar hasta donde necesita. El proceso incluye el análisis de los puntos fuertes, debilidades, oportunidades y amenazas, así como, la planificación de las operaciones futuras.

Para desarrollar un proceso de planeación estratégica se debe tener un objetivo en mente. Eso es muy importante, ya que si no sabemos adónde vamos, ciertamente nos perderemos. Determine quién va, el destino, y qué es necesario para llegar hasta allí.

Las etapas del proceso de planificación estratégica también deben incluir un análisis de la situación, ya que sólo después de eso, se puede comenzar a pensar en soluciones y en los caminos que se deben tomar.

  • ¿Dónde se encuentra la empresa?
  • ¿Por qué está en ese lugar?
  • ¿Cuáles son los problemas?
  • ¿Cuáles son los posibles puntos de mejora?

Una buena planeación estratégica debe considerar:

  1. Determinar objetivos a largo plazo
  2. Analizar los factores internos que causan las cuestiones más importantes
  3. Crear opciones estratégicas que traten esas cuestiones, priorizándolas
  4. Decidir entre las opciones
  5. Monitorear los resultados de las etapas del proceso de planificación estratégica
Modelos de procesos de planeación estratégica

Hay 5 modelos entre los cuales se puede elegir al momento de aplicar la planeación estratégica en su empresa.

1. Estrategia básica de planeación

Este modelo de planificación es el más básico y es adecuado para nuevas organizaciones que nunca hicieron el proyecto antes; y consta de cuatro etapas:

  • Identificar el propósito
  • Identificar abordajes y estrategias específicas
  • Identificar planes de acción para lograr la estrategia
  • Controlar y actualizar el plan

2. Proceso de planeación estratégica basado en cuestiones

Esta estrategia es una mejora del plan básico, y se utiliza en empresas que quieren profundizar en la planeación estratégica.

Las etapas de su proceso son:

  • Definir objetivos
  • Análisis FODA (puntos fuertes, debilidades, oportunidades y amenazas)
  • Revisar la misión (razón de ser), la visión (cómo pinta el futuro, como me veo, en unos 10 o 20 años) y la filosofía y valores (las creencias y la cultura de la empresa).
  • Desarrollar planes de acción y establecer el presupuesto
  • Ejecutar y monitorear

3. Plan estratégico de alineación

El enfoque de este es alinear la misión de la empresa con sus recursos.

Puede ser útil para los negocios que quieren entender por qué sus objetivos no alcanzan los resultados esperados, o que buscan ajustar sus metas.

  • Delinear la misión, los recursos y las acciones
  • Identificar lo que está funcionando y lo que necesita cambiar
  • Determinar cómo ocurrirán esos cambios
  • Añadir los cambios al proceso de planeación estratégica

4. Planeación estratégica de escenarios

Es mejor cuando se utiliza junto con otros modelos para asegurar que el pensamiento estratégico se incorpora en el proceso.

Las etapas de ese proceso son:

  • Proyectar diferentes escenarios que pueden ocurrir externamente y afectar a la empresa.
  • Proyectan tres posibilidades para cada escenario (la peor, la mejor y la razonable)
  • Brainstorm de cómo respondería la organización (de la mejor manera) a cada una de las posibilidades.
  • Incorporar a la planeación estratégica

5. Proceso de planeación estratégica orgánica

Este proceso se desarrolla de una forma mucho más natural que los anteriores, a través de un enfoque continuo en valores comunes y una comunicación consistente entre los participantes. Consiste en:

  • Rectificar los valores culturales de la empresa
  • Articular la visión
  • Conversar sobre qué procesos son necesarios para llegar a esa visión y cómo se conducirán
  • Establecer una cultura que recuerde a todos los miembros de la empresa que ese tipo de proceso de planeación estratégica nunca acaba y siempre se debe actualizar.
  • Enfoque en el aprendizaje y en la reflexión

Fuente: Heflo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *