¿Qué es una landing page y cómo hacer una?

Tenemos la idea que a través de las redes sociales, posts, blogs y posicionamiento de SEO vamos a captar clientes y que es todo lo que involucra una estrategia de Marketing Digital, por lo que muchas empresas gastan muchos recursos para atraer clientes potenciales al sitio web o a la página de Facebook de la empresa, para que al final sólo unos pocos de esos visitantes acaben como clientes.

Las landing pages o páginas de aterrizaje son herramientas fundamentales del marketing digital con un objetivo bien definido, que los visitantes de un sitio web se conviertan en clientes, ya sea dejando sus datos de contacto (lo que se traduce en leads) o realizando una compra.

Antes de entrar directo al tema de las páginas de aterrizaje, definiremos lo que es una Conversión. Esto es el hecho de hacer que la persona que está en un sitio web realice una determinada acción que se traduzca en una oportunidad de negocio,

Hay dos tipos de Conversión en un sitio web:

  • Directa: Cuando el visitante del sitio web responde a una oferta de producto/servicio y toma la acción en concreto para dirigirse a la compra. Ejemplos: La compra de un producto, el pedido de cotización, una reserva, una llamada a la central de ventas, entre otros.
  • Indirecta: Cuando el visitante provee alguna información personal (ejemplo: nombre, email, teléfono, empresa, etc.) a cambio de una oferta de contenido o servicio gratuito. Este tipo de conversión es mucho más “suave” y, a pesar de no generar resultados inmediatos, sirve para retener aquellas personas que aún no están listas para comprar tu producto/servicio.
Y entonces ¿Qué son las Landing Pages?

Las landing page en general, tienen muchos menos elementos y links que un home page de un sitio web normal, ya que su único objetivo debe ser lograr la conversión del visitante.

Otro punto importante al desarrollar una landing page es evitar las distracciones para el usuario, es por esto que no deben contener links adicionales que desvíen al usuario del objetivo principal, ya sea el registro o la compra.

Las landing pages bien hechas son importantes ya que permiten que se tenga una tasa de conversión mucho más grande de lo que tiene un sitio web normal. Matemáticamente, esta es la fórmula para calcular esa tasa:

Tasa de conversión de una página = Número de conversiones de la página/Número de visitantes de la página

Un ejemplo sería: Si gastas una determinada cantidad de dinero con anuncios de Google Adwords y, por cada 100 visitantes que llevas a tu sitio web, tan sólo 1 de ellos hace la acción deseada (por ejemplo comprar el producto). Eso representa una tasa de conversión general de 1%. Con una página de aterrizaje bien optimizada, podrás aumentar ese número para 3 conversiones de cada 100 visitas (tasa de conversión general de 3%).

Eso significa dos cosas: puedes reducir un 66% tu gasto con anuncios para generar el mismo resultado en ventas o puedes aumentar tus ventas en 200% con la misma inversión en propaganda en ese canal.

Saber hacer y optimizar páginas de conversión es una de las cosas que más pueden dar resultados para tu negocio en el corto plazo.

Leer: ¿Quieres acelerar tu empresa?

¿Cuales son los elementos clave para hacer tu landing page?
Título y Subtítulo

El título y el subtítulo de una Landing Page normalmente son los ítems más vistos de la página. Eso significa que deben transmitir, de manera clara y directa, la propuesta de valor de la oferta. El principal tip en este punto es no ser genérico, dejar claro, de forma específica y en pocas palabras, la oferta y su propuesta de valor.

Formulario

Es muy común en las landing pages la presencia de formularios, en donde ocurrirá un intercambio: el visitante, a cambio de su oferta, dejará información personal, como nombre, email, empresa en la que trabaja, etc.

En cuanto a la optimización de las tasas de conversión, el formulario muchas veces es donde se encuentran los quick wins, es decir, al ser algo fácil de alterar (añadir o remover campos), dependiendo de la página, el aumento en el número de conversiones puede ser enorme.

Algunos consejos:

  • Pide solo información útil para tu empresa, es decir, si realmente serán usadas para algún contacto con el Lead, calificación de esos contactos para ventas, etc.
  • El formulario debe ser congruente a la oferta y el tamaño de la página. Por ejemplo, si fuera una oferta directa (pedido de una cotización, test gratuito, etc.), la página debe ser convincente y suficiente para hacer al visitante llenar la información requerida, principalmente si el formulario tuviese muchos campos.
Call-to-Action

Los Call-To-Action (CTA) o llamados a la acción, son tan sólo aquello que esperas que el visitante realice en tu sitio web. Por ejemplo, si tu oferta es un eBook, el call to action será algo como “Descargar eBook”, si tu oferta fuera una conversación con un especialista sería “Habla con un especialista”.

Sé específico en esa llamada: no coloques términos muy vagos en los botones, como “Enviar” o “Registrar”. Usa el CTA para reforzar la propuesta de valor para que, después de llenar el formulario, el visitante se sienta motivado y satisfecho por optar por la oferta de tu empresa.

Otro punto importante aquí es sobre la posición del Call-To-Action. Si tu oferta fuese compleja, donde es necesario dar mucha información para aclarar todas las posibles dudas, este debe quedar más abajo. Si es algo más simple, como un ebook o webinar, el CTA (y el formulario) pueden estar entre los elementos que aparecen al momento en que la página es cargada.

Imágenes

Una buena imagen, que refleja la propuesta de valor de la oferta, ayuda en la conversión, una imagen genérica o que va contra aquello que es el propósito de los textos puede también influir negativamente en ella.

Te puede interesar: Define tu mercado

No existe una landing page perfecta, cada una debe ser hecha pensando en la oferta que la empresa desea promocionar. Lo que no puede dejar de ser hecho es lo esencial: transmitir a lo largo de la página la propuesta de valor, hacer que todos los elementos sean coherentes entre sí y no poner barreras para la conversión: pedir información que sea esencial y explicar bien la oferta para que el visitante sepa exactamente de lo que se trata la solución y lo que pasará después de la conversión.

Fuente: Rdstation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *