¿Qué es SEO y cuál es su importancia en eCommerce?

Tu tienda está en marcha y recibe uno que otro visitante. Definitivamente existe interés en los productos que estás vendiendo, pero sientes que algo falta cuando estás checando el panel de tu tienda, no estás viendo tráfico orgánico. No existe rastro alguno de búsqueda proveniente de Google, Bing, DuckDuckGo o cualquier otro motor de búsqueda.

La cuestión es que el tráfico proveniente de buscadores es sumamente importante para cualquier negocio y no sabes cómo comenzar a utilizarla como herramienta de marketing.

El SEO (Search Engine Optimization) o posicionamiento en buscadores, se define como el proceso técnico mediante el cual se realizan cambios en la estructura e información de una página web, con el objetivo de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores.

Es decir, cuando hablamos de SEO, nos referimos a aquellas técnicas necesarias para posicionar correctamente tu página web en los resultados de búsqueda orgánicos.

Cuando una empresa se aventura a iniciarse en el comercio electrónico debe tener en cuenta que el SEO es uno de los aspectos más importantes. Ya que el uso de Google como buscador sigue siendo el primer recurso utilizado por los consumidores cuando necesitan encontrar un producto. Un buen SEO puede empujar a los compradores hacia nuestra tienda online si aparece en las primeras posiciones de una búsqueda.

Hace algunos años era mucho más sencillo aparecer en las primeras búsquedas de Google, pero ahora, con su algoritmo continuamente clasificando el contenido es más complicado hacerse un hueco entre las primeras posiciones.

El uso del SEO aumenta el tráfico orgánico hacia nuestro eCommerce, lo que significa que se incrementarán los usuarios que nos visitarán a través de los resultados obtenidos en los buscadores y no mediante la publicidad.

Es importante que nuestra web tenga contenido de calidad porque poco a poco irá ganando puestos en las listas de Google, ya que ésta indexa el contenido y coloca las páginas en primer lugar si se ajustan a la búsqueda realizada por el usuario.

Por otro lado, el SEO fomenta el aumento de las ventas de nuestro eCommerce ya que, al aumentar el tráfico a nuestra web, en consecuencia, se deberían aumentar las transacciones. De esta manera, el incremento de las ventas se produciría sin haber invertido en publicidad, algo que resulta altamente positivo para conseguir resultados sin tener que reparar en gastos.

De todas formas, es importante crear un contenido original y atractivo, diferente al de resto de páginas de la competencia para que Google nos destaque por encima de los demás.

También existen muchos desaciertos que se cometen a la hora de realizar el posicionamiento de nuestra web como son:

La Mala navegación e indexabilidad de la web. Muchas páginas cometen el error de no segmentar bien por categorías su contenido, lo que dificulta al usuario encontrar un producto y, por consiguiente, consigue perderlo en el camino. Es fundamental que haya un buscador interno para mejorar este problema. Cuanto mejor categorizada esté la web, mejor contenido tendremos y mejor posicionamiento.

El Contenido repetido con sitios de la competencia. Éste es uno de los errores más típicos, porque tendemos a copiar la descripción de un producto que nos da el fabricante y puede repetirse en otras webs de la competencia. Debemos crear una descripción única para mejorar nuestro SEO.

Utilizar incorrectamente las keywords. Pocos comercios electrónicos miden previamente las keywords y no llevan a cabo su correcta optimización. Muchas lo hacen a partir del nombre de la familia de productos y no se percatan de las combinaciones que sí le generan tráfico y conversión. Además de los títulos y los contenidos de cada una de las categorías y fichas, es importante una buena descripción y se mejoraría el CTR (Click Through Rate) -el número de clics que obtiene un enlace respecto a su número de impresiones-.

La Falta de imágenes. El consumidor no puede acceder al producto que le ofrecemos mediante el eCommerce, así que es imprescindible que incluyamos imágenes de calidad para acercar el producto al cliente. Si se incluye la etiqueta ALT en ellas, con un pequeño texto descriptivo, haremos que mejore el posicionamiento orgánico.

No usar las redes sociales como valoraciones. Las páginas de comercio electrónico que no utilicen sus redes sociales para valorar sus transacciones estarán fallando en uno de los aspectos de mejora de su SEO. Es necesario integrar recursos en las propias webs para que los clientes puedan comentar a través de sus redes sociales sobre nuestra tienda online. Pero no hay que coger redes sociales al azar, sino aquellas en las que se pueda potenciar mejor nuestro producto y otorgarle un mayor impacto visual para aumentar la conversión a ventas.

No crear confianza. Si tenemos una web y no tenemos confianza en la plataforma que hemos creado, no despertaremos la confianza del consumidor y, por tanto, no lograremos un impacto social entre nuestros clientes potenciales. La empresa perderá una oportunidad de aumentar el branding y acabará por no vender productos.

Leer: El e-commerce en México crecerá durante 2018

Aparte de no caer en estos errores, es imprescindible tener en cuenta ciertos aspectos que nos ayuden a mejorar nuestro posicionamiento en la red.

Enlazar con productos relacionados. Si le añadimos enlaces para redirigir al consumidor a otros productos relacionados, estaremos mejorando el contenido aportado y, por tanto, ganaremos enteros para que Google nos pueda colocar entre los primeros puestos.

Disponibilidad en varias plataformas. Actualmente muchas personas navegan desde sus smartphones y tablets, por ello, es necesario crear contenidos para estos dispositivos y hacer más sencilla la navegación.

Añadir datos personalizados. Si, además de las descripciones, recurres a una tabla donde aparezcan las especificaciones técnicas, ganarás en contenido rico y diferenciado de la competencia.

Velocidad de carga. Cuando tienes una web muy lenta a la hora de abrir, el usuario tiende a abandonar el sitio. Cuanto menos tiempo tarde la web en cargar, menos tardará Google en recorrerla y valorarla para posicionarla.

El SEO requiere tiempo, dedicación y va de la mano de las directrices que has establecido en tu estrategia de marketing. Pero la conversión o no, no depende sólo del SEO sino de múltiples factores.

Fuente: Observatorio eCommerce

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *