Pros y contras de emprender un negocio con tu pareja

El amor es una de las cinco emociones básicas de los seres humanos y que tiene una clara función de supervivencia. Pero ¿qué pasa cuando el sentimiento traspasa la barrera que separa lo personal de lo laboral? Pueden haber puntos a favor y puntos en contra. Lo ideal es conversar con tu pareja y determinar tanto los beneficios, como los inconvenientes de dicha decisión.

Ventajas

  • Sin duda, al montar un negocio con tu pareja, van a pasar más tiempo juntos. Ya que compartirán tanto el horario laboral como su tiempo de pareja, así que definitivamente se verán las caras más veces. Y si saben cómo separar los asuntos del trabajo y vida privada, podrán fortalecer su vínculo.
  • Al emprender juntos se van estableciendo los pilares de un patrimonio común, ya que por ser un negocio en conjunto, ambos van a aportar dinero, lo que significa que se convierte en algo de los dos.
  • Luchan por una meta común, y valoran la importancia de hacer las cosas bien, y este aspecto permite que la conexión de pareja sea más profunda.
  • Muchas parejas se encuentran en la encrucijada de familia o trabajo, y ya que se trata de un proyecto de dos, esto ya no supondrá un problema.
  • Las parejas emprendedoras comparten muchos puntos de vista, por lo que viven las altas y bajas de forma similar. Tienen mucha empatía y se apoyan el uno en el otro. Esto permite superar con mayor facilidad los baches propios de un negocio.
  • Facilita la realización de tareas y labores familiares, ya que al ser negocio propio, pueden establecer horarios y responsabilidades de manera que cada uno pueda, enfocarse en labores familiares sin dejar que caiga el rendimiento empresarial.
  • Mayor delegación de funciones: al conocer las habilidades y competencias de tu pareja, eres capaz de delegar funciones y obligaciones en el otro con plena confianza y seguridad.

Inconvenientes

  • Diferenciar entre los problemas de la vida privada y la profesional puede resultar un verdadero reto.
  • A veces se puede mal utilizar ese exceso de confianza, al ser más duro ante cualquier error con tu media naranja. Definitivamente, esto es algo que se tiene que llevar con cuidado, ya que uno de los dos se puede ver afectado.
  • Si en medio del proyecto la relación se termina por algún motivo, no será una tarea fácil verse todos los días sabiendo la situación, lo que puede repercutir negativamente en los resultados de la empresa o proyecto.
  • Dicen que extrañarse de vez en cuando es bueno para una pareja. La realidad de aburrirse uno del otro por el exceso de tiempo juntos es una realidad.
  • Trabajar en el mismo negocio hace que ambas partes aporten dinero “a la misma canasta”. Si el negocio deja de funcionar, los ingresos o situación económica de ambos puede verse amenazada. Por eso la importancia de un buen colchón económico.
  • Relación monotema: es posible que antes compartierais muchos hobbies, intereses, temas de conversación y ahora, vuestra vida gira fundamentalmente entorno al negocio.

Montar un negocio con tu pareja es una experiencia entretenida, estresante, demandante, maravillosa y que en muchas ocasiones pondrá a prueba su lazo de pareja. Por ello es importante que la relación sea sólida, con bases y una visión a futuro, ya que solo las relaciones bien conformadas permiten negocios sólidos. Al igual que en una relación de socios es importante definir los roles de cada uno según sus fortalezas y expectativas. Y dedicar tiempo de calidad para compartir en otras actividades que les permita desconectar y disfrutar uno del otro.

Texto original por Edith Gómez para MuyFemenino.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *