Cómo hacer de una idea un negocio exitoso

¿A quién no se le ha ocurrido alguna vez una gran idea que podría convertirse en un negocio? ¿Quién no se ha lamentado al ver que la idea de negocio que tuvo y no la puso en práctica fue desarrollada por otra persona y aún peor es hoy en día exitoso? O, ¿quién no ha querido emprender su negocio y ser su propio jefe?

Las ideas de negocio surgen de lo que pensamos. Todos tenemos algo de emprendedores en cierto momento, solamente que por razones como la estabilidad económica, desconocimiento de cómo realizar el proyecto, falta de asesoría, etc, nos desenfocamos de la ilusión de poder emprender esta gran idea en un negocio.

¿Pero entonces, si todos tenemos ideas de negocio, cuáles podríamos decir que son las ideas que realmente nos llevarían al éxito?

Inicialmente debemos tener IDEAS CREATIVAS o ELEMENTOS DE DIFERENCIACIÓN. Esto requiere poder crear un servicio o un producto que no esté disponible en el mercado o bien que tenga características -ya sea físicas o de servicio- distintas a las del mercado. Características que generen en el cliente un valor agregado. La ejecución es crítica para la idea de negocio, pero el punto de partida correcto puede facilitar o entorpecer el proceso.

Una vez que hayamos definido nuestra idea debemos realizar un profundo análisis de varios aspectos:

  • ¿Qué producto o servicio ofreceremos?
  • ¿Es realmente un producto o servicio innovador?
  • ¿Existe actualmente en el mercado este producto o servicio?
  • ¿Cómo podemos hacer la diferencia en el mercado?
  • ¿Quiénes serán los principales clientes y clientes ideales?
  • ¿Cómo generaremos valor en ellos?
  • ¿Cuánto corresponde al tamaño de mercado, se enfoca en un segmento específico?

Una buena idea no es necesariamente un indicador de un un buen negocio, pero puede evolucionar. Es recomendable evaluar por medio de una investigación de mercados segmentada la percepción de nuestro posible cliente con respecto al servicio o producto. Estos resultados nos brindarán mayores ideas de sí en serio es “buena idea” el negocio, si las personas realmente lo usarán y también nos brindarán ideas y recomendaciones por parte del cliente.

Seguidamente debemos iniciar a desarrollar un plan de negocios y de inversión para identificar si realmente nuestra idea será generadora de ingresos versus el capital que se debe invertir como parte inicial del proyecto. De esta manera conoceremos si es necesario optar por conseguir aliados estratégicos y/o socios que puedan contribuir en el proyecto.

Una característica vital que tienen los empresarios exitosos es que aman profundamente lo que hacen y saben cómo reconocer las oportunidades del mercado actual.

Muchos de los grandes emprendedores de hoy en día han tenido que realizar 2 o más intentos fallidos de negocio, hasta poder finalmente tener éxito. Por esto, no hay que desistir de ideas que aunque puedan ser ideas simples, se pueden convertir en una idea suficientemente buena y original como para convertirse en un negocio exitoso.

Texto original por Mercadeoparaemprendedores.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *