Cumple tu propósito de emprender

Tomar la decisión de emprender no es fácil. A veces no nos sentimos listos, nos da temor empezar porque hay muchas cosas que desconocemos, no sabemos si nuestro producto se va a vender, etc. Son muchas cosas las que nos hacen pensarlo 2 veces antes de lanzarnos a crear una empresa.

Si entre tus propósitos de año nuevo está poner en marcha tu propio negocio, pero no sabes por dónde empezar, entonces estos consejos te serán de gran ayuda. Empieza desde hoy a ponerlos en práctica.

1. Deja de pensar en lo que te falta y comienza a trabajar con lo que tienes.

Generalmente cuando vamos a iniciar una empresa, nos ponemos a establecer todo lo que necesitamos para comenzar y de repente nos damos cuenta de que no tenemos los recursos suficientes para iniciarla. Seguro que para construir la empresa que tanto has soñado necesitas mucho dinero, un local, marketing, empleados, muebles, maquinaria, equipos, etc.

Si en estos momentos la razón que te impide empezar tu negocio es la falta de recursos, significa que te estás enfocando en lo que te falta y no en lo que tienes. Cambia el enfoque de “Necesito esto para comenzar mi negocio” a “¿Qué puedo hacer desde hoy mismo, con los recursos que tengo, para empezar mi negocio?”.

Da una mirada a tu entorno e identifica todo lo que tienes para empezar tu negocio: talentos, conocimientos, personas, espacios físicos, muebles, equipos, etc. Una vez hecho esto, pon tu mente a trabajar en cómo aprovechar cada recurso que tienes a tu disposición.

2. Únete a otros emprendedores igual de apasionados a ti

Trabajar en equipo no es algo fácil, y menos cuando vamos a emprender y es tan difícil encontrar personas que nos entiendan y que sean igual de comprometidas y apasionadas a nosotros, pero lo más importante para construir un negocio exitoso, sin duda es: tener un equipo ganador.

¿Qué es un equipo ganador? Es un grupo de personas con perfiles multidisciplinarios y complementarios que comparten pasiones, ideales y objetivos y trabajan de manera interdependiente.

No te fijes solo en los talentos. Encuentra personas con valores que estén dispuestas a dar ese esfuerzo extra que marca la diferencia en el mundo de los negocios.

3. Enfócate

Es común que como emprendedores veamos oportunidades en todas partes, pero es fundamental que te decidas a una sola cosa que te apasione lo suficiente como para dedicarle todo tu tiempo, esfuerzo y energía.

Hay una técnica propuesta por Robin Sharma que se llama “el plan de 90/90” que consiste en dedicar 90 minutos diarios en las mañanas durante 90 días a un objetivo que queramos lograr. Es cuestión de enfoque y disciplina. Haz tu plan de 90 días para una de las tantas ideas de negocios que tienes y, todos los días, sin excusa, dedícale de tu tiempo y energía en las mañanas para desarrollarla.

4. Establece metas y escríbelas

No basta con desear las cosas. Querer es el primer paso para poder. Convierte tus deseos y sueños en metas y planes que te motiven a tomar acción.

Escribe tus metas. Está comprobado que cuando escribes tus metas, se incrementan significativamente las posibilidades de que las cumplas. Escribir o dibujar tus metas creará un compromiso con ellas.

5. Establece un horario de trabajo

Una vez tienes claras cuáles son tus metas, te será más fácil organizar tu tiempo de tal manera que todos los días trabajes por alcanzarlas.

La idea de este horario es ayudarte a ser muy organizado y disciplinado en el manejo de tu tiempo. No hay nada más improductivo que despertar cada mañana sin tener claro qué vas a hacer.

En tu horario de trabajo incluye espacios para relacionarte con otros emprendedores y para capacitarte, te aseguro que el tiempo que dediques a ambas actividades te permitirán crecer enormemente como emprendedor.

6. Haz networking

Los empresarios exitosos tienen una gran habilidad para desarrollar y rentabilizar relaciones. Participa en eventos empresariales, conferencias, seminarios, etc. y aprovecha para relacionarte con otros emprendedores, con conferencistas, con expertos y con personas de las que puedas aprender, que te puedan apoyar y que te impulsen a lograr tus objetivos personales y profesionales. Crea relaciones que te permitan desarrollar tu potencial como emprendedor al máximo.

7. Busca un mentor

Hay empresarios exitosos, inversionistas experimentados y profesionales que les encanta compartir sus conocimientos y experiencias. Busca a una persona que esté donde tu quieres estar y empieza a relacionarte con él o ella. Puedes llegar a aprender muchísimo de esa persona.

Si no encuentras a un mentor en tu región, entonces aprovecha las redes sociales y mantén el contacto con esa persona que admiras y que te inspira. No te dé miedo escribir un email o un tweet a personas expertas.

8. Lánzate al mercado e interactúa con clientes

Una de las principales razones por las que los emprendedores lo piensan una y otra vez antes de iniciar su empresa, es porque sienten que su producto no está listo para comenzar a venderse y prefieren seguir trabajando en él hasta crear “el producto perfecto”. La realidad es que el producto perfecto no existe.

Lo mejor es lanzarse al mercado y comenzar a interactuar con clientes para que ellos te brinden retroalimentación e información valiosa que te permita seguir desarrollando tu producto de acuerdo a las necesidades y deseos reales de tus clientes.

Desarrolla un Producto Mínimo Viable que te permita salir al mercado y validarlo. Define desde hoy cuáles son las características esenciales de tu producto y ponle una fecha de lanzamiento inicial para testearlo con algunos clientes reales, a partir de ahí podrás seguir construyendo tu producto de la mano de tus clientes.

9. Aprovecha la tecnología

Esta te ayudará a reducir significativamente la inversión inicial y los gastos de tu negocio. En la web encuentras infinidad de aplicaciones y herramientas, algunas gratis y otras a precios muy asequibles, que te permitirán gestionar tu negocio, hacer marketing de bajo costo, organizar tu tiempo, manejar las finanzas, etc.

10. Aprende todo el tiempo

No importa cuánto sepas acerca de lo que haces, como emprendedor siempre debes estar dispuesto a aprender cosas nuevas. Lee, asiste a seminarios, realiza cursos, mira vídeos en Youtube sobre temas de interés empresarial, etc.

Texto original por Javier Diaz para Negocios y Emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *